Cómo evitar la desinformación en el periodismo científico

0
A artículo reciente de Vox informa de que la mitad de los estudios que se leen en los periódicos son erróneos. La razón principal, según este estudio (¡que también podría ser erróneo!), es que los periodistas científicos persiguen ese titular claro e inequívoco que informa de una conclusión específica. Por desgracia, estos titulares se basan a menudo en un solo estudio, lo que resta credibilidad a la investigación y ofrece una imagen incompleta. 
"Los periodistas cubren preferentemente los hallazgos iniciales aunque a menudo son contradichos por los meta-análisis y rara vez informan al público cuando se desconfirman". 
Además, los investigadores suelen tratar de replicar los resultados publicados, no de contradecirlos o desacreditarlos. Esto lleva a confiar en datos dudosos posiblemente publicados a partir de un único estudio y a replicar errores y conclusiones falsas. Cuando es publicada por fuentes de confianza, esta información no sólo engaña al público sino también al mundo académico. Para citar Chelsea Lu"...que se publique no significa que sea correcto".
También es probable que los periodistas tengan sus propias agendas, según este informe de The Guardian. Sometimes, the intention of the writer is not just comunicación científica but also advocacy and activism. It is difficult to hear an unbiased, purely informative voice among so many voices, all seeking attention and readership. Facebook and Twitter also play a role in spreading incorrect news among specific groups of people, leading to the creation of ‘echo chambers’, where like-minded people read, digest and share the same news among themselves, adding strength to misinformation. 
Una solución para desalentar y tal vez reducir la tergiversación de la investigación en los medios de comunicación es hacer que los periodistas hagan revisar sus artículos por un experto independiente en la materia. Consultar a un científicoEl especialista en la materia, que probablemente esté al tanto de los últimos hallazgos, puede ayudar al reportero a obtener comentarios constructivos y una imagen precisa de las inferencias del estudio en cuestión. El especialista en cuestión también puede indicar al periodista los recursos adecuados que pueden aportar más información o contraargumentos a un estudio concreto. De este modo, el periodista no sólo acabará ahorrando tiempo y energía, sino que también hablará con una fuente fiable que puede aportar valiosas contribuciones al informe científico. 
A principios de 2015, los titulares que presentaban el consumo de chocolate como una forma de perder peso acapararon muchas miradas en todo el mundo. El científico que publicó esta investigación realizó realmente el estudio, pero con la intención de exponer lo fácil que es para los periodistas científicos difundir noticias no verificadas. El estudio en sí tenía un montón de problemas que habrían llevado a resultados inexactos. NPR escribe
“And finally, none of the reporters who covered it asked an outside expert to weigh in on the research – standard operating procedure in good science journalism. If they had, an astute scientist would have spotted the problems with the study design inmediatamente".

El periodismo científico implica una investigación exhaustiva, una comprobación rigurosa de los hechos y la verificación de múltiples fuentes. En este artículo equilibrado sobre los beneficios para la salud del collage, por ejemplo, la CNBC expone las afirmaciones sobre los beneficios y enlaza con fuentes que apoyan o rebaten cada afirmación.

pexels-foto-267447

Journalists wield immense power in the digital age, where information spreads within seconds. But as we all know, with great power comes great responsibility. Responsible and well-researched science journalism prevents the audience from being misinformed and researchers from building on flawed studies. It helps control the quality of information that flows from scientist to reader and separates fact from fiction, so we all have a world that’s better aware. 

 


Kolabtree ayuda a las empresas de todo el mundo a contratar expertos bajo demanda. Nuestros freelancers han ayudado a las empresas a publicar artículos de investigación, desarrollar productos, analizar datos y mucho más. Sólo se necesita un minuto para decirnos lo que necesita hacer y obtener presupuestos de expertos de forma gratuita.


Comparte.

Sobre el autor

Ramya Sriram gestiona los contenidos digitales y las comunicaciones en Kolabtree (kolabtree.com), la mayor plataforma de trabajo autónomo para científicos del mundo. Cuenta con más de una década de experiencia en edición, publicidad y creación de contenidos digitales.

Dejar una respuesta