Tratamiento con plasma de convaleciente para COVID-19 en ensayo clínico

0

Mahasweta Pal, redactor médico autónomo at Kolabtree, writes about ongoing ensayos clínicos to test the efficacy of convalescent plasma treatment for COVID-19.  

Hasta la fecha, Remdesivir y Favipiravir siguen siendo los únicos medicamentos disponibles con un estatus de emergencia aprobado por la FDA para tratar la enfermedad por coronavirus, los cuales están aprobados y son accesibles sólo en unos pocos países (Estados Unidos, Italia, China y Japón). Además, la hidroxicloroquina y la cloroquina, que eran los medicamentos más utilizados contra las infecciones por SARS-COV-2, se han asociado con problemas graves de ritmo cardíaco y otro estudio reciente concluye que, aunque son eficaces contra las enfermedades autoinmunes y la malaria, son no pudo mostrar ningún beneficio significativo contra la infección por coronavirus. Incluso el brazo del ensayo SOLIDARITY de la Organización Mundial de la Salud, basado en la hidroxicloroquina, se detuvo.

En varios países, la población de pacientes comprende casos asintomáticos de COVID-19, y la necesidad de tratamientos contra casos leves y graves de COVID-19 ha aumentado considerablemente, lo que ha llevado a las grandes farmacéuticas a considerar otros tratamientos en fase de pruebas clínicas, dada la emergente crisis mundial.

Los estudios anteriores sobre el tratamiento de las infecciones por coronavirus como el SARS, el MERS y otras enfermedades víricas, incluido el virus del Ebola y la pandemia de gripe A H1N1 han demostrado que infusión de plasma de convalecencia es un solución provisional viable for treating patients with life-threatening manifestations of severe acute respiratory syndrome coronavirus 2 (SARS-COV-2) coronavirus disease. Therefore, here is a brief look at how this biological intervention is helping in the pandemic management in salud systems worldwide.

Ensayos clínicos sobre la terapia con plasma convaleciente

En los 96 ensayos que se están llevando a cabo en todo el mundo, el plasma de convalecencia (PC) que contiene anticuerpos contra el SARS-CoV-2 se está estudiado como tratamiento de investigación para pacientes con COVID-19. El tratamiento con CP o inmunoglobulina hiperinmune se ha restringido a diseños de un solo brazo en su mayoría. Hasta ahora, 56200+ pacientes han sido reclutados en los ensayos mientras que el reclutamiento sigue abierto en la mayoría de los centros. La medida de resultado más común en cada ensayo es el cambio en las puntuaciones de la Evaluación Secuencial de la Insuficiencia Orgánica (SOFA, por sus siglas en inglés) medido 1, 3, 7 y 28 días después de la administración de CP en el día 0 del ensayo. Los criterios de inclusión para los ensayos de CP son los pacientes adultos gravemente enfermos, los pacientes con complicaciones moderadamente graves, incluyendo insuficiencia respiratoria y/o multisistémica, y los pacientes con una presentación clínica moderada pero con comorbilidades a largo plazo, incluyendo diabetes, hipertensión o afecciones reumatoides.

Un estudio crítico en el que participaron 10 pacientes gravemente enfermos de COVID-19 de 3 hospitales diferentes de Wuhan sugirió que la transfusión de CP de alto título puede neutralizar eficazmente el SARS-CoV-2, lo que conduce a una respuesta inflamatoria impedida y a la mejora de las condiciones sintomáticas sin eventos adversos graves.

Temprano Estudios de fase I realizadas en varios hospitales de China concluyeron que la administración de CP mejoraba los síntomas respiratorios en los 3-5 días posteriores a la transfusión. En otro estudioEn el caso de los pacientes con COVID-19, la puntuación del SOFA mejoró y la carga viral se redujo tras recibir CP combinada con metilprednisolona, ventilación mecánica y agentes antivirales. El tratamiento fue capaz de proporcionar la recuperación del SDRA en 12 días, mostrando así la aplicabilidad de la CP en una cohorte de pequeños pacientes críticos con COVID-19 y SDRA.

Una juicio en curso en Colombia está probando la eficacia del plasma convaleciente con hidroxicloroquina frente a la hidroxicloroquina en pacientes hospitalizados por COVID-19. Los investigadores pretenden evaluar los cambios en la carga viral durante períodos de 1, 4, 7, 14 y 28 días, y el desarrollo de anticuerpos IgM e IgG como medidas de resultado primarias y la reducción del período de hospitalización y del ingreso en la UCI como medida de resultado secundaria. Los NIH también han inició un ensayo clínico para recoger plasma de pacientes adultos que se han recuperado de la enfermedad. Los donantes de plasma interesados también pueden consultar este recurso nacional de los NIH y US Salud pública and pandemic response team dedicado a los centros médicos permitiendo la obtención de plasma de forma segura.

LEER TAMBIÉN  Soy propietario de una empresa, soy un joven investigador, ¿puede Kolabtree ayudarme?

Directiva de la USFDA sobre el uso clínico en investigación del plasma de convalecientes

El tratamiento se administrará únicamente como intervención de emergencia a través de ensayos clínicos, solicitudes IND de acceso ampliado (la disposición de la FDA para pacientes que no pudieron ser incluidos en los ensayos clínicos), y el IND de emergencia de un solo paciente (pacientes de COVID-19 excluidos de los ensayos pero en condiciones graves que amenazan su vida) solicitado por los médicos jefes del hospital o centro médico.

La USFDA es estricta con la administración de CP porque estos estudios clínicos suponen el riesgo de exponer a los pacientes a antígenos potencialmente inmunogénicos que complicarán futuras transfusiones, y pondrá a los pacientes en riesgo de sufrir reacciones transfusionales. Además, el uso de plasma estándar como brazo de control, que conlleva muchos de los mismos riesgos de la CP pero ninguno de sus beneficios, puede enmascarar algunos de los riesgos del uso de la CP que podrían detectarse de otro modo.

 

Mecanismo de la terapia de infusión de plasma convaleciente

Componentes sanguíneos para convalecientes se derivan del suero o de la sangre total de pacientes que se han recuperado de la infección específica (en este caso COVID-19) y se consideran la fuente de los anticuerpos neutralizantes del SRAS-CoV-2. Históricamente, la inmunoterapia pasiva ha consistido en sangre completa de convalecientes, plasma de convalecientes, inmunoglobulina humana combinada para administración intravenosa o intramuscular, inmunoglobulina humana de alto título y anticuerpos policlonales o monoclonales. Sin embargo, el plasma recogido por aféresis es actualmente la terapia preferida. Los productos sanguíneos de convalecencia tienen un largo historial de seguridad; sin embargo, pueden aumentar el riesgo de potenciación de la infección dependiente de anticuerpos (ADE), un fenómeno que puede hacer que una persona sea susceptible a la infección con otros virus en presencia de anticuerpos.

A pesar de la larga evidencia del uso de la CP o inmunoglobulina hiperinmune, su eficacia clínica sigue siendo poco clara y las conclusiones son débiles, probablemente porque la CP se utilizó sólo en situaciones críticas, durante brotes epidémicos/pandémicos masivos, que requerían acciones inmediatas. La eficacia del tratamiento con CP parece diferir según el patógeno y los protocolos de tratamiento (por ejemplo, el momento, el volumen y la dosis de administración).

Dado que se trata de uno de los pocos tratamientos viables disponibles en aplicación contra el 2019-nCoV, existe una necesidad inminente de que los gobiernos formulen directrices de práctica sanitaria. Todavía no se han establecido directrices que garanticen la bioseguridad de los medicamentos y productos biológicos recogidos, su almacenamiento y seguridad general, y la prevención de la contaminación. Un comentario clave de la USFDA en colaboración con investigadores de otros COVID-19 clave Las instituciones también destacan la necesidad de que los países de ingresos bajos y medios garanticen el mantenimiento de un suministro adecuado de componentes sanguíneos de calidad y seguros para la transfusión, lo cual es esencial para satisfacer las necesidades de atención sanitaria primaria de la población. Las respuestas a la epidemia de COVID-19 reafirman la importancia de crear un sistema sanguíneo nacional organizado y sostenible mientras se toman medidas para proporcionar plasma convaleciente de COVID-19 adecuadamente recogido, analizado y procesado para su uso clínico en investigación.

Uso inmediato del plasma de convalecencia permite un método prometedor para el manejo de los pacientes de COVID-19 mientras se evalúan y se llevan a cabo vacunas y tratamientos específicos. La PC procedente de donantes que se recuperaron de la COVID-19 se considera la más prometedora cuando se utiliza como profilaxis o cuando se administra poco después de la aparición de los síntomas (en un plazo de 14 días). Se considera que la inmunidad dura de semanas a meses.

 


Kolabtree helps businesses worldwide hire freelance scientists and industry experts on demand. Our freelancers have helped companies publish research papers, develop products, analyze data, and more. It only takes a minute to tell us what you need done and get quotes from experts for free.


Unlock Corporate Benefits

• Secure Payment Assistance
• Onboarding Support
• Dedicated Account Manager

Sign up with your professional email to avail special advances offered against purchase orders, seamless multi-channel payments, and extended support for agreements.


Comparte.

Sobre el autor

Mahasweta es una escritora médica y comunicadora científica independiente, con experiencia en la creación de documentos técnicos, entradas de blog y artículos de noticias. Es una biotecnóloga de corazón con experiencia en investigación en ingeniería de tejidos, dispositivos de imagen médica y microbiología industrial. Se licenció en Ingeniería Biomédica en el Instituto de Tecnología de Vellore y ha sido editora de publicaciones de revistas de Elsevier, Wolters Kluwer Health y la Royal Society for Chemistry.

Dejar una respuesta