En conversación con el Dr. Daniel Glaser, Director de la Science Gallery de Londres

0
"Sigo pensando que la ciencia busca respuestas y el arte busca preguntas". - Marc Quinn

El King's College de Londres, con el objetivo de tender un puente entre la ciencia y el arte, está preparado para abrir Galería de la Ciencia de Londresun nuevo espacio en el corazón de la capital, donde "la ciencia y el arte colisionan". La galería forma parte de la Red Global de Galerías Científicas y abrirá sus puertas al público en 2018. El espacio, de visita gratuita, pretende despertar el pensamiento creativo y la innovación, a través de colaboraciones no solo entre científicos y artistas, sino también entre comunidades locales, estudiantes, educadores, jóvenes investigadores y personas como tú y yo. La galería acogerá exposiciones, eventos, experimentos en vivo y debates interactivos, sirviendo como un canal a través del cual los investigadores de King's pueden conectarse y comprometerse con el mundo exterior.

Dr. Daniel Glaser, Director de la Science Gallery London

Dr. Daniel Glaser | Imagen: © Kate Anderson, cortesía de Science Gallery London

El director de la Science Gallery de Londres, el Dr. Daniel Glaser, es neurocientífico y antiguo director de Engaging Science en el Wellcome Trust. También fue el primer científico que participó como jurado en el Man Book Prize y el primer científico residente en el Instituto de Arte Contemporáneo de Londres. Hablo con el Dr. Glaser por teléfono sobre la visión de la Science Gallery y la necesidad de la colaboración interdisciplinar.

RS: ¿Cómo surgió la idea de la Galería de la Ciencia? ¿Qué necesidad había de un espacio así?

DG: La Science Gallery nació en Dublín en 2008. La necesidad de crearla viene de una combinación de dos cosas. Nació de la progresión de un movimiento artístico que combinaba la ciencia y el arte, con la idea de que estas dos disciplinas no deberían estar separadas. También fue el resultado de una larga progresión de trabajos financiados por personas como el Wellcome Trust, donde los productos artísticos ayudaban a la gente a conectar con la ciencia.

La segunda motivación para nosotros en King's es que la universidad pueda conectarse con la ciudad. Tenemos la galería en la esquina del campus, en una calle muy transitada, así que es un mecanismo o un canal a través del cual podemos conectar con la ciudad.

Galería de la Ciencia de Londres

Representación arquitectónica de la Science Gallery London | © LTS Architects, Courtesy Science Gallery London

RS: ¿Por qué cree que es importante que científicos y artistas colaboren?

DG: La forma correcta de pensarlo sería pensar en el concepto de interdisciplinariedad. Si queremos avanzar en la sociedad, en la ciencia, en el arte y en la vida, necesitamos que personas de diferentes orígenes y tradiciones se comprometan e interactúen libremente entre sí. Tenemos diferentes creencias, diferentes formas de hablar y actuar, hay diferencias de religión, nacionalidad, práctica científica, arte, etc. Si una universidad tiene que prosperar, si la investigación tiene que prosperar y los problemas de la sociedad tienen que ser resueltos, entonces necesitamos tener estos espacios donde se reúnen personas de diferentes perspectivas.

No sólo hablamos de biólogos y químicos, sino también de nanotecnólogos, ingenieros y diseñadores. Dyson fabrica productos de ingeniería, (Sir) Jonathan Ive, el diseñador del iPhone, es alguien con formación en diseño que trabaja para una empresa tecnológica. Tenemos que fomentar este tipo de colaboración.

RS: He leído en la página web de KCL que la galería se centra en llegar a los jóvenes de 15 a 25 años y que os dirigís a ellos para pedirles ideas sobre nuevas propuestas. ¿Por qué ese grupo de edad en concreto?

DG: Así que hay dos razones. Déjame preguntarte qué edad quieres tener.

RS: 22!

DG: Exactamente, la mía es de 24 años, de hecho es la edad media. Los dos grupos, el de los más jóvenes y el de los más mayores, que recibieron esta pregunta, eligen esta franja de edad. También es un grupo de edad poco atendido. Normalmente, los museos de ciencia se dirigen a un grupo de edad mucho más joven, mientras que las exposiciones más serias implican que los científicos tengan una mesa redonda después de la cual compartimos una copa de vino; este grupo de edad se encuentra entre los dos.

Para nuestra primera exposición sobre la adicción, Hooked, con la que inauguramos en 2018, preguntamos a este grupo de edad qué pensaba sobre la adicción. Esperábamos respuestas sobre la heroína, la inyección de drogas y el alcohol. Pero, ¿adivinas de qué hablaron?

RS: ¿Teléfonos?

DG: Exactamente, los teléfonos móviles y las redes sociales. Así que cuando abramos, la exposición no sólo se centrará en el alcohol y las drogas, sino también en cosas que no pensábamos que fueran temas obvios. Los jóvenes aportan una nueva perspectiva.

RS: Si estoy fuera del grupo de edad, ¿puedo enviar una propuesta?

DG: Por supuesto. Además, nuestro objetivo es que el 40% de nuestra audiencia esté en el grupo de edad de 15 a 25 años y el resto esté fuera de esa franja. Tenemos un sistema de propuestas abiertas en el que casi todo el mundo puede enviar una propuesta. No es necesario pertenecer a ese grupo de edad.

Pero una vez que decidimos un tema, lo primero que hacemos es salir a preguntar a los jóvenes de 15 a 25 años qué piensan sobre él.

RS: ¿Cuáles son sus criterios para encargar proyectos?
Pues bien, la persona que toma la decisión es alguien que ha tenido experiencia como comisario, alguien que ha tenido años de experiencia en la organización de exposiciones. Hasta ahora, el problema de las galerías SciArt era que un científico o, peor aún, un administrador tomaba la decisión, pero aquí no es así. Por supuesto, el proyecto tiene que tener excelencia artística y debe ser emocionante y atractiva para un público joven.

No sólo exponemos las obras que llegan a través de las convocatorias abiertas, sino que también mostramos otros proyectos para complementarlos.

RS: ¿Cómo se consigue que alguien que no está en el Reino Unido se comprometa con este espacio?

DG: Cualquier persona de cualquier parte del mundo puede presentar una propuesta: hemos encargado proyectos a Taiwán, China, Italia... de todo el mundo. Aunque decimos que el sistema de propuestas es "abierto", solemos recibir propuestas de personas que entienden de ciencia y arte. También esperamos que las ideas involucren a grupos poco activos.

RS: He leído sobre el proyecto spit crystal. ¿Cree que las preguntas/conclusiones que surgen de este tipo de proyectos estimularán la investigación y la innovación en KCL y fuera de ella?

DG: Me alegro mucho de que menciones el cristal de escupir porque es uno de los proyectos más fascinantes que hemos tenido. Inés Cámara Leret, una joven artista de 20 años, nos envió esta propuesta. En la galería, acabó conociendo a Brian Sutton, profesor titular de cristalografía de rayos X, que trabajaba con el mismo supervisor que Rosalind Franklin. Ahora, Inés estaba fabricando el cristal no sólo con saliva, sino añadiendo alumbre. El profesor Brian Sutton estaba tan intrigado que ahora tiene un postdoctorado trabajando con él en la generación de cristales de saliva a partir de la proteína de la saliva.

Hemos tenido muchos ejemplos de este tipo, pero no todas las ideas artísticas pasan por la misma interacción. No es algo que ocurra de forma automática: se necesita el tipo adecuado de mentores experimentados que puedan hacer avanzar la idea. Lo que queremos es que los proyectos planteen cuestiones que nos permitan ver el mundo que nos rodea desde una perspectiva diferente.

RS: ¿Cómo ha sido la respuesta a las exposiciones hasta ahora?

DG: Hemos hecho pop ups por toda la ciudad. Llevo unos 20 años en este campo y puedo decir que la respuesta ha sido muy positiva. Hemos tenido entre cientos y miles de personas que miran las obras de arte y piensan en sí mismos y en el mundo que les rodea de una manera diferente.
También tenemos estudiantes mediadores de la KCL a los que pagamos para que interactúen con los visitantes. Vimos una de estas interacciones el fin de semana y fue absolutamente fascinante observar la conversación entre el público y los estudiantes. Se plantearon muchas preguntas, y creo que esas preguntas son esenciales para que avancemos.

Sangre: la exposición en curso en la Science Gallery de Londres

La Science Gallery de Londres acoge una exposición y una serie de eventos, Blood: Life Uncut , del 27.07.17 al 1.11.17, que explora las diversas formas en que la sangre puede cautivar y unir a la gente.

RS: En su discurso en EHD2017, mencionó que la interdisciplinariedad tiene que ver con la ignorancia. Cree que un lugar como la Science Gallery London ayuda a eliminar esa ignorancia y a hacer que la investigación sea más inclusiva?

DG: Bueno, no creo que debamos eliminar la ignorancia. Por ignorancia me refiero a las disciplinas en las que nos especializamos: todos pensamos y hablamos de una manera determinada, nos relacionamos con otros que piensan como nosotros. La disciplina se refiere a la experiencia o el conocimiento en un área particular. Eso tampoco es homogéneo, no es lo mismo en todas partes. Por tanto, no creo que debamos eliminar esta ignorancia, pero sí permitirnos hacer preguntas.

A menudo, las preguntas estúpidas son las mejores. En inglés, incluso lo decimos para defendernos - "Ah, probablemente sea una pregunta estúpida"-, pero estas preguntas son las que nos resultan fundamentales para progresar. La "ignorancia" es una nueva fuente de energía que debemos aprovechar.

RS: ¿Cree que el futuro de la ciencia pasa por la colaboración? Lo pregunto especialmente porque trabajo en una organización que fomenta la colaboración interdisciplinar.

DG: Sí, pero no creo que la mayoría de los trabajos deban versar sobre eso. Cuando empecé a hacer el doctorado en neurociencia, no había profesores que estudiaran neurociencia, el término no existía realmente. Las disciplinas cambian con el tiempo, y no todas las colaboraciones son fructíferas. No todas sobreviven.

Lo que creo que es importante es el compromiso periódico fuera de tu zona de confort. Si eres un investigador, pasas la mayor parte del tiempo en el laboratorio, hablando con gente que piensa igual que tú. Cuando sales de esa zona, empiezas a progresar. Estamos tan cómodos en nuestro espacio que creo que es importante explorar y relacionarse con el mundo fuera de él.

RS: ¿Hay algún mensaje que quiera compartir con los jóvenes investigadores y artistas?

DG: Bueno. Yo diría que seas valiente y respetuoso, que son también los valores de la Galería de la Ciencia. Busca formas de conectar con los demás y participa. Y lo más importante, nunca tengas miedo de sorprenderte a ti mismo y a los demás.
—————————-

Más información sobre los eventos en curso en la Science Gallery de Londres aquí.


Kolabtree ayuda a las empresas de todo el mundo a contratar expertos bajo demanda. Nuestros freelancers han ayudado a las empresas a publicar artículos de investigación, desarrollar productos, analizar datos y mucho más. Sólo se necesita un minuto para decirnos lo que necesita hacer y obtener presupuestos de expertos de forma gratuita.


Comparte.

Sobre el autor

Ramya Sriram gestiona los contenidos digitales y las comunicaciones en Kolabtree (kolabtree.com), la mayor plataforma de trabajo autónomo para científicos del mundo. Cuenta con más de una década de experiencia en edición, publicidad y creación de contenidos digitales.

Dejar una respuesta

Expertos autónomos de confianza, listos para ayudarle con su proyecto


La mayor plataforma mundial de científicos autónomos  

No gracias, no estoy buscando contratar en este momento